Creemos que no hay fuerza más poderosa para el cambio que la educación. La educación conduce a vidas más sanas, y más largas; promueve la igualdad de géneros; y aumenta los ingresos futuros de los estudiantes entre muchos otros beneficios de largo alcance. Los beneficios se transmiten a generaciones futuras en un ciclo cada vez más amplio de mejora. ¡Empecemos el cambio hoy!

texto alternativo