Chiapas es el estado más pobre de México, donde la escuela está todavía fuera del alcance de muchos niños.

Ubicado en el sur de México en la frontera con Guatemala, Chiapas es el estado más pobre del país. En décadas recientes, el norte de México se ha desarrollado a un ritmo impresionante, pero Chiapas, ha sido dejado atrás y olvidado. En los municipios rurales de Chiapas, los descendientes de los mayas todavía viven del maíz que crecen sí mismos y hablan docenas de diferentes lenguas indígenas. El salario mínimo en México es de $3.50 dólares diarios, pero esto es más de lo que muchas de las familias de nuestros estudiantes ganan. Nuestros datos de campo muestran que, en promedio, las madres de los estudiantes sólo tienen tres años de escolaridad.

Actualmente, para los estudiantes en Chiapas, la pobreza generalizada y desnutrición resulta en que muchos alumnos abandonan la escuela antes de graduarse. Pierden todos los beneficios de largo alcance y multi-generacionales que la educación trae. Estamos cambiando esta historia. Nuestra visión es de un mundo donde todos tengan acceso a una educación de calidad, están conscientes de esta oportunidad, y tiene los recursos para tomar ventaja de ella comienza con Chiapas.

texto alternativo