Diseñamos con empatía y demostramos mediante pruebas.

Empatía inspira nuestro diseño. Solidarizamos con los estudiantes para diseñar soluciones que funcionan. Diseñamos soluciones basadas en las necesidades de los estudiantes y maestros, no demandas de los donantes. Los estudiantes conducen las soluciones, los donantes las financian. La empatía nos condujo a esta causa; las pruebas impulsan nuestra inversión.

Si no se mide, no es impacto; y si no hay impacto, no merece ninguna inversión. La evaluación es difícil de hacer bien; pocos lo hacen, y menos aún la hacen bien. Lo hacemos bien. Al igual que no tomaría un medicamento que no haya sido probado clínicamente, no vamos a escalar un programa que no se ha probado rigurosamente.

Utilizamos rigor científico para demostrar el impacto y la rentabilidad de la inversión. Aleatorizamos para medir el impacto. Asignamos aleatoriamente dos grupos para participar o no en nuestro programa en lo que los expertos llaman una prueba de control aleatorio (RCT por sus siglas en inglés). Esto nos proporciona un grupo de control contra el cual podemos comparar los resultados. El grupo de control nos permite determinar si hemos tenido un impacto porque podemos excluir los efectos de otras cosas que son difíciles de ver, como el talento o motivación innato de un estudiante. Toda evaluación tiene defectos, y un RCT no es una excepción. Pero hemos encontrado que el RCT, si se hace correctamente, es menos propenso a errores que la mayoría de los otros métodos.

En los últimos cuatro años, ALCANCE ha crecido de 89 escuelas que atienden a 2,555 estudiantes a 529 escuelas que atienden a 16,872 alumnos.

texto alternativo

Mapa de Chiapas , Municipios con ALCANCE 1.0 - 4.0 escuelas

texto alternativo

texto alternativo